jueves, 9 de febrero de 2017

Batman: Año Uno


Sinopsis, Batman año uno:
Este cómic es considerado uno de los mejores de todos los tiempos y tiene sobradas razones para ostentar tal reputación. Conoceremos los inicios de Batman, veremos a Bruce Wayne encarnar al vengador, paso a paso y no sin errores, irá formando la icónica personalidad e imagen basada en el murciélago. De manera entrelazada también veremos el inicio del teniente James Gordon, sus luchas internas por mantener su moral y a su familia intactas, con un degradado telón de fondo como solo puede ser Gotham City que oficia como epicentro de la corrupción del alma humana.

El nacimiento de un vengador:
Este cómic como su nombre lo indica busca abarcar el comienzo, como Bruce Wayne llega a ser Batman. Sin entrar en profundidad en su pasado o en su vida actual como multimillonario famoso, esta historia sintetiza todos los ingredientes necesarios para una de las mayores creaciones en el mundo del cómic. Primero un echo traumático en el pasado: el asesinato de sus padres del que Bruce es el único testigo; esta motivación lo lleva a entrenarse durante de años para poder conseguir su venganza y a su vez es la característica más distintiva de Batman, no tiene una moral intachable, su motor es el sentimiento de venganza, una pulsión negativa. Batman no es un héroe, tampoco un anti héroe debido a que no pesa sobre el una advertencia sobre un final trágico, y la delgada línea que lo separa de ser un villano es que el fin último que persigue es positivo, es la justicia aunque para alcanzarla cualquier medio es justificado, su único límite es no matar: el no es un asesino.
Sumándole a esto su dinero, el acceso a armas de primer nivel y su entrenamiento físico se convierte en el vengador perfecto.

Gotham City epicentro de corrupción:
La ciudad en donde tiene lugar esta historia está hecha a la medida, es un hervidero de mafias, ladrones y prostitución, la corrupción escala desde la policía hasta las altas figuras políticas. Una ciudad destruida por la podredumbre de la moral humana, es la síntesis de la degradación social. Sin embargo aún en este páramo desolado hay esperanzas, aún existen policías con la moralidad intacta y es aquí en donde aparece el segundo protagonista de esta historia: James Gordon. Que luchará por alcanzar la justicia y mantenerse indemne junto a su familia.


Batman y Gordon, crónica de una sociedad anunciada:
Capitulo a capítulo vemos como las dos líneas argumentales, inicialmente bifurcadas, se encuentran vertiginosamente, y como no podía ser de otra manera, ha dado como resultado una de las mejores duplas en el mundo del cómic. Un policía honesto limitado por sus superiores corruptos, por la ley y por sus recursos materiales, es asistido por un vengador enmascarado que está por encima de todo, regido únicamente por su propia concepción de justicia. 


Personajes para el futuro:
Si bien la historia está centrada tanto en Bruce como en Gordon, aquí hacen aparición personajes en los cuales se profundizará más adelante como es el caso de Catwomen encarnada por una principiante Selina, también aparecen Alfred, Harvey Dent y queda presentado el Joker junto a su plan para envenenar a toda la ciudad mediante el embalse.

Guión y dibujo, otra dupla excepcional:
De duplas va el éxito, y aquí el trabajo echo en el guion como en la parte gráfica por: Frank Miller y Dave Mazzucchelli, respectivamente, se lleva todos los aplausos. Es el talento que cada uno demuestra, así como la correcta combinación que ambos logran, lo que hace a este cómic un obligado indispensable en el universo Batman.

Finalizando:
Si te gusta Batman y no has leído este cómic, ¡debes hacerlo!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada